CRÓNICA VALLENATA

“Cabeza de hacha”, un tango que se volvió Caribe

La expresión corriente “nunca segundas partes fueron buenas”, atribuida a un autor anónimo antes del Siglo XVII y popularizada mundialmente por Miguel de Cervantes Saavedra en la universal obra ‘Don Quijote de la Mancha’, parece no tener asidero en la realidad, especialmente en lo que tiene que ver con el mundo de la música.

Ejemplos de versiones, covers, adaptaciones o “segundas partes” abundan en diferentes escenarios, con resultados en los que, contrario a lo que pregona la famosa frase o proverbio, llega a suceder que la copia resulta siendo mejor que el original.

Una muestra de ello lo constituye el tema que nos plantea en su Crónica Musical de hoy el profesor Jairo Soto Hernández, para CARDENAL NOTICIAS y para extranoticias.com.co, en el que se contrastan varias de las versiones o “segundas” y hasta “terceras” partes, con sus respectivos etc., del tango, argentino por supuesto, “La tupungatina”, que años más tarde se popularizaría en nuestro medio con un ritmo y una melodía diametralmente opuestos al original, bajo el título “Cabeza de hacha”.

En esta oportunidad Soto Hernández nos revela una de esas rarezas que muchos desconocemos de las obras musicales y nos ilustra sobre el origen de una canción que se constituyó en un éxito inmortal en nuestro medio y en toda la cuenca del Caribe, con intérpretes de gran trayectoria y mucho lujo.

Despejemos entonces las dudas sobre el origen de esta canción y saquemos conclusiones sobre la calidad de cada una de las versiones o “segundas partes” frente al tema original.

Artìculos Populares

To Top