COLOMBIA

Construirán cárceles regionales para 7.500 reclusos en La Guajira, Magdalena y Atlántico

El Secretario del Interior del Departamento del Atlántico, Guillermo Polo Carbonell anunció la construcción de dos cárceles en la Región Caribe con capacidad para albergar 6.000 internos, las que sumadas al centro de reclusión que se construirá en el Atlántico con capacidad para 1.500 internos aliviarán el problema de hacinamiento en la región.

En declaraciones para CARDENAL NOTICIAS Polo Carbonell dijo que tales proyectos serán posibles porque se destrabó un documento Conpes que no se pudo liberar durante el gobierno anterior, asegurándose recursos para una cárcel en el Magdalena con 4.500 cupos mediante una inversión de $330.000 millones y otra cárcel en La Guajira con 1.500 cupos.

Esas cárceles, según dijo Guillermo Polo Carbonell, serán para la región, de tal manera que habría acuerdos con otros entes territoriales para que esos 6.000 cupos permitan disminuir el hacinamiento en las cárceles de la región, incluso en el Atlántico.

Con esos proyectos, que además permitirían que el nuestro baje a unos 1.500 cupos, tendríamos 7.500 cupos para resolver medianamente los problemas de hacinamiento y así tendríamos niveles manejables para enfrentar la criminalidad tan alta que hoy tenemos en el país.

El Secretario del Interior se declaró partidario de contar con más personal en las calles y tener patrullajes en el cuadrante, porque según explicó es más efectivo el policía patrullando que tenerlo encerrado en un CAI esperando una llamada que a veces no llega, porque los teléfonos fijo ya poco se usan.

Polo Carbonell destacó el hecho de que el país ha pasado de 4.000 a 260.000 hectáreas de coca regadas en el país. Por eso el microtráfico se ha vuelto un fenómeno mucho más complejo que el narcotráfico, porque esa droga producida que les resulta imposible exportarla, entonces se queda en las ciudades y se distribuye en las calles de nuestro país.

Falsa alarma

De otra parte se refirió al caso de una persona que se decía había sido secuestrada en Barranquilla. Al respecto el Secretario del Interior del Atlántico dijo que se trató de una falsa alarma.

Por equivocación -dijo- una persona activó la alarma antisecuestro desde su smartphone y automáticamente el equipo le envió la alerta a un familiar de esa persona y este a su vez se comunicó con la Policía, pero inmediatamente se confirmó que fue una falsa alarma por error.

Artìculos Populares

To Top