CARIBE

Crisis de la Universidad Autónoma del Caribe sigue sin solución. Semestre a punto de perderse

La crisis que esta afectando a la Universidad Autónoma del Caribe, cuando todo hacia prever que entraba en caminos de solución, tomó un nuevo rumbo y según voceros de los docentes catedráticos la situación se agravo, responsabilizando al ministerio de educación de la nueva problemática que pone en peligro la perdida del semestre para los doce mil estudiantes matriculados.

La información sobre esta nueva situación la entregó para CARDENAL NOTICIAS el comunicador social y catedrático, Jaime de la Hoz Simanca, quien dijo que el ministerio de educación no ha cumplido con todo lo que anunció sobre adoptar medidas para buscar la normalización en la universidad y anoto que por ejemplo se pagó a los profesores de planta, pero no hay anuncio de pago a los docentes catedráticos a quienes se les adeudan seis meses de salarios y otras obligaciones laborales.

Reiteró el vocero de los profesores catedráticos que lo que se monto en la universidad autónoma, fue una empresa criminal, pero ni la fiscalía, ni la procuraduría, ni ningún ente de control, no obstante a tener pruebas y documentación sobre el detrimento patrimonial y la serie de irregularidades que se cometieron en la universidad, no hay acciones para castigar a quienes cometieron esta serie de delitos y las investigaciones siguen dilatándose, mientras que de la universidad autónoma solo quedó el cascaron.

“La ministra de educación quiere hacernos ahora un chantaje, con la amenaza de que se perderá el semestre; si esto ocurre, tiene el ministerio que explicarle a los doce mil estudiantes y padres de familia quienes fueron los responsables de toda esta situación” subrayó el docente.

De la Hoz Simanca dijo que en la universidad lo que hay es una “catástrofe humanitaria” debido a que muchos docentes ya están amenazados por embargos de los bancos y otras empresas con las cuales tenían compromisos por libranzas, debido a que la universidad no ha girado los dineros que fueron descontados de sus salarios, como tampoco hay seguridad social con las EPS por mora en el pago de los aportes por salud, pese a los descuentos, lo que ha obligado inclusive, a muchos profesores, llorar ante las EPS, para que sean atendidos ellos o sus familiares.

A todo lo anterior se suma la perdida de los ahorros en los fondos que había en la universidad, donde los docentes y trabajadores no saben a donde fueron a parar los dineros ahorrados que van entre uno a diez millones de pesos por cada docente.

Mientras todo este caos ser presenta las autoridades permanecen con las investigaciones engavetadas y los causantes de este desastre están y libres y disfrutando en sus casas, puntualizó el docente.

Artìculos Populares

To Top