REPORTAJE

El decidido paso de César Lorduy, del deliberante palco gremial al beligerante ruedo político

El contacto del Senador Arturo Char con el abogado César Lorduy no fue casual. Tampoco fue una oportunidad buscada por Lorduy, un hombre que se dedica a la atención de por lo menos siete Juntas Directivas, de entidades públicas y privadas, la lectura, escribir diagnósticos y propuestas sobre temas de la ciudad y el Departamento, documentos académicos y su columna semanal en El Heraldo; actividades que considera su hobby, porque ejerciéndolas se siente feliz.

Toda esa dinámica de trabajo de Lorduy que lo mantiene en el escenario mediático de las polémicas, siempre accionando propuestas o debatiendo temas que en su opinión afectan al Distrito de Barranquilla, al Atlántico o a la Región Caribe; fueron al parecer el motivo del interés del Senador Arturo Char, para buscar la conexión con él y llamarlo a formar parte de la lista del Partido Cambio Radical para la Cámara de representantes por el Atlántico.

Char había analizando ya varias hojas de vida y consultado a sus amigos, asesores y “cazatalentos”, cuando llamó a Lorduy para invitarlo a integrar el equipo de 7 candidatos a la Cámara de Representantes por el Partido Cambio Radical en el Atlántico.

Lorduy afirma que después de ese primer contacto tuvo varias conversaciones con el Senador Char, hasta cuando le pidió un tiempo de espera para analizar la propuesta. Lorduy hizo también sus consultas y al final, luego de escuchar a los miembros de su familia, a sus amigos y a todos los que tuvieron la posibilidad de opinar al respecto, decidió lanzarse al agua, tomando por sorpresa a más de uno.

UNA JUNTA MAS GRANDE

Todo indica que para el abogado César Lorduy el cambio de escenario no será muy traumático, porque considera que el objetivo en esta oportunidad es dar el salto “a una Junta Directiva más poderosa”, refiriéndose a la Cámara de Representantes, la que califica como “una junta más grande, más amplia”, desde donde se propone trabajar para complementar los esfuerzos que se hacen desde las juntas locales, los que muchas veces no cuentan con el impulso del poder central.

– Y es que no se puede quedar uno sentado, viendo pasar los problemas sin formar parte de las soluciones- dice Lorduy, quien advierte que esa es la razón por la cual tomó la decisión de aceptar la propuesta del Senador Arturo Char.

Lorduy considera que el Congreso es un escenario que no hay que menospreciar y que por el contrario tiene un valor inmenso y en ese orden de ideas estima que “Definitivamente el ejercicio político con ética social, alejado de intereses personales y fundado en el interés de la gente y en la posibilidad de que encuentren en uno a una persona o a un líder que pueda representarlos y tratar de ayudarlos a realizar sus proyectos de vida, es supremamente saludable y el Congreso es, sin duda, el escenario para ayudar a tomar esas decisiones”.

LOS TEMAS DE SU PROPUESTA

Su propuesta política, estructurada y enmarcada en los temas que ha venido trabajando desde el sector privado, está constituida por tres grandes temas que son, en su opinión, la base para el desarrollo no solo de Barranquilla y el Departamento sino también para la Región Caribe.

Tales temas tienen que ver con los costos del Gas natural a un precio competitivo para la Región; la energía eléctrica con un servicio de calidad y soluciones para el puerto y el río, resolviendo la navegabilidad del río Magdalena y el canal de acceso, como también sacando adelante el puerto de aguas profundas.

Todo eso, en la opinión del ahora candidato a la Cámara por el Partido Cambio Radical, César Lorduy, garantizará que haya desarrollo, nuevas empresas, crecimiento económico, empleo y en general beneficios para las comunidades que habitan esta zona del país.

UN ALTO EN EL CAMINO

Pero más allá de sus intenciones y proyectos, la decisión de vincularse a la actividad política le ha comenzado a trazar a César Lorduy algunas limitantes apenas lógicas, las que se significarán un alto en el camino, temporalmente, para varias de sus actividades cotidianas que le demandaban jornadas bastante extensas.

Una de ellas será la asistencia a las 7 Juntas Directivas en las que debía cumplir las faenas que tanto le gustan, como es el hecho de lidiar con temas que demandan soluciones, presentar propuestas o generar debates frente a lo que considera puede resultar perjudicial para los intereses de las colectividades correspondientes u opinar en torno a temas de interés ciudadano.

El otro ejercicio que suspenderá Lorduy será la columna semanal en el Diario El Heraldo, la última de las cuales será publicada este sábado. Dice que lo hará “por transparencia y por tranquilidad, para que no se genere ningún tipo de inquietudes”, al tiempo que afirma con algo de pesar que “es lo más doloroso y es lo que más me llega al alma, saber que esa actividad por ahora no la ejerceré de la manera como la vengo haciendo”.

Sin embargo Lorduy anuncia que espera retomarla una vez sea congresista, “para exponerle los grandes temas de región y de ciudad a toda Barranquilla a través de las páginas de El Heraldo”.

LA SALSA, LA PASTA Y EL JUNIOR

Tras confesar que en alguna oportunidad ha pensado que debió ser periodista, Lorduy declara su vinculación a varias redes de comunicadores en las que tiene alrededor de 260 amigos periodistas, con los que comparte virtualmente las noticias y las opiniones sobre diferentes temas.

Irrevocablemente salsero, Lorduy dice haberse quedado estacionado en los años 80, deleitándose con los temas de los grandes maestros de la Salsa como Héctor Lavoe, Cheo Feliciano, Willie Colón, Pete Rodríguez y Rubén Blades, entre otros, mientras se declara hincha de Junior y amante de las buenas pastas, las que aspira aprender a cocinar algún día.

Con el camino listo para comenzar su carrera en el mundo de la política, César Lorduy dialogó con VL NOTICIAS y con extranoticias.com.co tal como lo escucharán a continuación.

To Top