DESTACADO

Documentos y revelaciones de Jorge Pizano a Petro indicarían que sobornos de Odebrecht eran para el grupo Char

El Senador Gustavo Petro reveló este miércoles en declaraciones para W Radio que de acuerdo con los documentos y las revelaciones hechas por el ingeniero Jorge Enrique Pizano sobre el destino de los recursos ilegales, obtenidos por sobornos provenientes de la multinacional brasileña Odebrecht, fueron a parar a las campañas políticas del grupo Char, asociado con las firmas constructoras Prosoam e Inversiones Torrosa Ltda, con las que se habría triangulado la entrega de los recursos.

Petro tuvo un amplio diálogo con Vicky Dávila en La W Radio, a lo largo del cual entregó detalles sobre unos documentos que el fallecido ingeniero Jorge Enrique Pizano le había hecho llegar a través de uno de los miembros de su unidad de trabajo legislativo (UTL), días antes de su fallecimiento ocurrido el pasado 8 de noviembre.

El senador Petro confiesa que su relación con Pizano no era muy cercana, e incluso admite que posiblemente él no era de los afectos del ingeniero, pues Petro había sido muy insistente en el tema de la adjudicación del contrato Tunjuelo – Canoas, más sin embargo, miembros de su equipo si habían mantenido contacto hasta días previos a su muerte, en hechos, que tras la posterior muerte de su hijo Alejandro Pizano, envenado con cianuro según medicina legal, y cuyo deceso también se convierte en materia de investigación.

“Él me venía entregando documentos desde antes de 2016. Ahora se le veía muy angustiado, él sabía que lo iban a matar”, señala uno de los miembros del equipo de Gustavo Petro sobre Jorge Pizano.

También comentó que el también exfuncionario mostraba un semblante depresivo, temía por su vida, y por ello estaba en espera de una luz verde que le permitiese salir del país en le marco del preacuerdo.

El senador comenta que a través de Pizano tuvo acceso y conoció de supuestas facturas falsas con empresas a través de las que el consorcio tercerizaba algunas funciones y legalizaba pagos por obras que no se desarrollaron, con el objeto de extraer dineros que posteriormentre fueron entregados a ex candidatos y senadores para financiar campañas políticas. Entre los políticos menciona a Ñoño Elías.

Petro menciona a las empresas Prosoam e Inversiones Torrosa Ltda, las cuales además de ser de origen barranquillero, son señaladas por Petro de ser cercanas a los intereses del Clan Char y de Cambio Radical en Barranquilla; incluso se pudo determinar que algunas de dichas empresas, a su vez poseen contratos con la administración local, en materia de obras civiles para mitigar el impacto de los arroyos en la capital del Atlántico.

Menciona que dichas empresas, “reciben los dineros en 2014 del proyecto de Odebrecht de la Ruta del Sol, los cuales son entregados al Clan Char en Barranquilla y no hacen las obras. Luego, en 2016 Prosoam e Inversiones Torrosa Ltda reciben como premio los contratos para la canalización de los arroyos de Barranquilla”

Pizano le dijo a mi asesor que “Acá había personas más poderosas que el fiscal”, señala Petro Urrego respecto a la muerte del ingeniero, quien habría comentado que de los sobrantes monetarios de las obras contratadas con Torrosa y Consol iba quedando un excedente que era empleado en la entrega de sobrornos en ciudades como Barranquilla.

Sobre la muerte de Pizano, quien falleció el pasado 8 de noviembre, y cuyo hijo muere a su vez, víctima de envenenamiento con cianuro dos días después, Petro pone en duda que se hubiese tratado de un caso de suicidio, cuestionando la situación al explicar que “una persona que ya piensa en irse para Estados Unidos no piensa en suicidarse ¿por qué tenía veneno en su mesa?”.

Lo anterior, sugiriendo que podría haber intereses de terceros para evitar que Pizano siguiera vivo, más aún, cuando su eventual llegada a Estados Unidos con el ánimo de revelar todo lo que conocía sobre el caso de Odebrecht podría poner en tela de juicio algunas de las versiones entregadas por miembros de la multinacional brasileña que habrían recibido beneficios judiciales a través de preacuerdos, poniendo así en peligro dichas negociaciones entre los señalados y la justicia de EE.UU.

Aclara que él no sugiere ni señala posibles personas tras un eventual asesinato, pero cuestiona ¿quién podría estar interesado en ello?, mencionando a Solarte y Sarmiento Ángulo, de quien su abogado era el hoy fiscal, afirmando que aunque no se atrave a señalarlos, si sugiere una investigación en su contra. Añade a su vez, que los empresarios no eran los únicos socios de Odebrecht y que tras la empresa también habría una serie de funcionarios que se vieron beneficiados en la cadena de sobornos, hechos de los cuales también habría estado enterado el mismo Pizano.

Información de W Radio

Artìculos Populares

To Top