COLOMBIA

Dos excombatientes de las Farc fueron asesinados en Cauca y Nariño

Dos nuevos casos de asesinatos de excombatientes de las Farc se presentaron, esta vez en el norte del departamento del Cauca y en Nariño; se trata de Anderson Pérez Osorio y Daniel Esterilla Grueso, quienes se encontraban en proceso de reincorporación desde la firma de los acuerdos de paz.

En el caso del exguerrillero en Cauca, el hombre fue atacado por dos sujetos que se movilizaban en una motocicleta y le dispararon, mientras se encontraba en un establecimiento público del municipio de Caloto.

La víctima, además de ser parte de una asociación de reservas campesinas, se había desempeñado como reportero en un medio de comunicación del partido Farc, y participó como actor en un documental producido en el Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación (ETCR) Carlos Patiño, ubicado en el municipio Buenos Aires.

De acuerdo a la información entregada por la Red de Derechos Humanos, Francisco Isaías Cifuentes, Anderson Pérez estaba departiendo con otras personas en un balneario ubicado en el corregimiento de El Palo (Caloto) cuando de una moto descendió uno de los sicarios y le disparó en tres oportunidades a la altura de la cabeza, para luego huir del lugar.

En el caso del excombatiente asesinado en Nariño, las autoridades confirmaron que el hecho violento tuvo lugar en el municipio de El Charco, y aseguraron que la víctima hizo parte del frente 29 de las Farc, que se sometió al proceso de desmovilización y de quien se dice estaba dedicado a la agricultura en el municipio de Santa Bárbara, Iscuandé.

“Me reportaron que habían asesinado a un joven en Iscuandé, que había sido guerrillero, que estaba por allá, no conocemos en qué forma o quién le había disparado; la información que tenemos es que se había sometido a los benéficos de la reincorporación”, confirmó el Alcalde del municipio de El Charco, Milton Cuero.

Según la información entregada por el mandatario, la situación de seguridad en la población de la costa del Pacífico nariñense es compleja, aunque por momentos se respira tranquilidad, la presencia de por lo menos cuatro grupos armados ilegales mantiene en alerta a los habitantes.

“Esta situación hace que en estos momentos el municipio viva violencia, por ejemplo han vuelto a surgir las extorsiones a los funcionarios, es una situación que se está saliendo de control; hace un mes y medio tuvimos un poco de tranquilidad, pero eso se reactivó nuevamente”, expresó el alcalde.

A estos hechos se suman las muertes de otros dos exguerrilleros de las Farc, también en los departamentos de Nariño y Cauca, que fueron asesinados la semana pasada y eran conocidos en sus regiones por haberse acogido al plan de reintegración; actualmente trabajaban en proyectos de agricultura.

Información de RCN Radio

Artìculos Populares

To Top