OPINIÓN

En este mes de abril, ratificamos nuestro compromiso con la niñez de Colombia

Por: Martha Villalba H.
Representante a la Cámara

Ha iniciado abril, uno de los meses más especiales del año por lo que representa para la niñez, sin embargo, los peligros a los que se ven expuestos nuestros menores no cesan, en una sociedad cada vez más consternada por la indiferencia.

Hace 17 años el Congreso de la República aprobó la ley 724 de 2001 con el fin de rendir, el último sábado de abril de cada año, “un homenaje a la niñez colombiana y avanzar en la sensibilización de la familia, la sociedad y el Estado sobre su obligación de asistir y proteger a los niños y niñas para garantizarles su desarrollo armónico e integral”.

Si bien esta importante iniciativa establece que durante este mes “las organizaciones e instituciones del orden nacional, departamental y municipal, sector central y descentralizado, diseñarán y desarrollarán programas, actividades y eventos para el acceso de los niños y niñas a opciones de salud, educación extraescolar, recreación y bienestar”, nuestra responsabilidad más que velar porque esta ley se cumpla, está en seguir proponiendo alternativas que permitan mejorar las condiciones de vida de nuestros pequeños, principalmente aquellos que no cuentan con muchas oportunidades.

Es así como a lo largo de nuestra gestión en el legislativo, hemos trabajado en diferentes proyectos de ley, algunos encaminados al tema de la educación porque con esta mejoramos las condiciones de vida de niños y jóvenes, les damos las herramientas para que crezcan profesionalmente y de esta forma puedan contribuir al desarrollo del país.

Sin embargo, nuestro trabajo además del tema de la educación, se ha centrado también en la defensa por la no vulneración de sus derechos. Tristemente vemos como siguen expuestos a todo tipo de abusos y preocupa que las estadísticas en vez de disminuir, van en aumento.

Según cifras del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), esta entidad atendió, entre enero y diciembre del año pasado “a 11.290 niños, niñas y adolescentes por casos de abuso sexual, por lo que en el país cada día se abren 30 procesos de restablecimiento de derechos a los menores”.

Eso sin contar que el aumento anual es preocupante, debido a que, según el ICBF, en 2015 se registraron 8119. Es decir, que desde ese año al 2017 hubo un aumento desproporcionado de 3171 casos de abusos sexual en menores de edad.

Y es a raíz de situaciones tan lamentables como estas que somos coautores del proyecto de Cadena Perpetua para violadores y asesinos de niños. Seguiremos desde el Congreso de la República en pie de lucha defendiendo esta iniciativa porque somos muchos los que queremos que el que cometa todo este tipo de delitos aberrantes pague con una máxima condena.

De otro lado, desde el Partido de la Unidad, apoyamos el proyecto para que el programa ‘De Cero a Siempre’ se constituyera en una política de Estado para el desarrollo integral de la primera infancia.

Los niños y niñas de nuestro país requieren hoy más que nunca de la atención y la protección del Estado a través de todas las entidades competentes en los temas de la niñez. Así como también del rediseño de unas políticas públicas más efectivas para prevenir la vulneración de sus derechos y el compromiso de una familia garante del cuidado de sus hijos. La familia es el eje y es ahí donde debe primar la protección de los mismos.

Ojalá todos los programas y actividades que se creen durante el mes de la niñez para ofrecerles recreación, salud y bienestar a nuestros menores, continúen desarrollándose a lo largo del año, pues su felicidad no depende de un día, ni de un mes, depende de la calidad del tiempo que dediquemos contribuyendo, desde distintos escenarios, a su formación para hacer de ellos ciudadanos bien.

Este año, además de seguir trabajando para que nuestros proyectos sean Ley de la República, también estaremos desarrollando una propuesta integral y de inclusión que mejore las condiciones de la niñez y de toda la población con discapacidad en el Departamento del Atlántico. Creemos en la necesidad de que haya un verdadero proceso de accesibilidad a espacios, de garantía de derechos, de inserción y estabilidad laboral y de mayor sensibilización para todas estas personas.

Artìculos Populares

To Top