INTERNACIONALES

El inventor francés Franky Zapata cruzó el Canal de La mancha con su tabla voladora

Franky Zapata, inventor y empresario francés, sorprendió al mundo al cruzar a través de su flyboard (vehículo aéreo que él mismo inventó) los 35 kilómetros que separan Francia de Inglaterra, el estrecho conocido como ‘El canal de la Mancha’. La hazaña le tomó 22 minutos y hoy es noticia a nivel mundial.

Al segundo intento, lo logró. El polifacético Franky Zapata —empresario, deportista, inventor, concursante televisivo y estrella del desfile militar del último 14 de Julio en París— ha cumplido por fin el sueño de cruzar el canal de la Mancha montado en su tabla voladora.

El 25 de julio, 110 años después que el aviador Louis Blériot sobrevolase por primera vez en avión el canal, Zapata fracasó. Cuando intentaba repostar a medio camino, su vehículo, el Flyboard Air, se accidentó. No se dio por vencido. A las 8.16 de este domingo ascendió con su ruidosa tabla en Sangatte, en la costa francesa, y 22 minutos después aterrizó en la británica.

Escoltado por tres helicópteros, Zapata llegó saludando a los espectadores antes de aterrizar en Saint Margaret’s Bay, cerca de Dover, en la costa sur de Reino Unido.

El breve viaje, a una velocidad que alcanzó los 170 kilómetros por hora y a una altura de entre 15 y 20 metros por encima del nivel del mar, mezcla la proeza deportiva y tecnológica con el espectáculo. El canal que separa Francia y Gran Bretaña es desde hace siglos una frontera simbólica que ha atraído a todo tipo de personas en busca de desafíos. Blériot, pionero de la aviación, no fue el único. Más de un siglo antes, en 1785, el francés Jean-Pierre Blanchard y el americano John Jeffries ya lo habían cruzado el globo.

Las cinco turbinas de la nave del excampeón de moto acuática lo llevaron a velocidades de hasta 190 kilómetros por hora, impulsado por una mochila llena de queroseno que puede mantenerlo en el aire durante unos 10 minutos. Su ‘Flyboard Air’ vuela hasta 20 metros de altura con 1.500 caballos de fuerza, controlados con un acelerador conectado a su tabla.

Al culminar su hazaña, los periodistas le preguntaron ¿Y ahora? A lo que Zapata respondió: “Tengo que terminar el automóvil volador. Y me gustaría hacer surf en las nubes”.

Artìculos Populares

To Top