COLOMBIA

Juez acepta la tutela de un perro para proteger su salud

En manos del juez tercero laboral del circuito de Bucaramanga quedó la vida de un perro callejero atropellado por un carro en una de las calles de esa ciudad, donde lo encontró Jackeline Arias Flórez, en un estado lamentable por una la lesión de la cadera que le impedía caminar.

El juez Luis Orlando Galeano, profirió un auto que avoca el conocimiento de la tutela y solicita pruebas, señalo el abogado del perro Ludwing Mantilla.

Expresó que igualmente se dio traslado a la gobernación de Santander, alcaldía de Bucaramanga y policía, para que contesten sobre las pretensiones de la tutela y se les otorgó dos días hábiles de plazo.

Una vez el juez tenga esta información debe expedir la sentencia del tutelante, en este caso el perro callejero de nombre “Negro”.

El CAN de raza criolla, está actualmente en poder del niño Jhosue Arias Flórez de 11 años, quien se convirtió en su ángel, luego que su madre lo llevara a su casa, donde le está dando amor, alimentación y hospedaje.

La familia que lo adoptó señala que no cuenta con los recursos suficientes para someter el perro a un tratamiento veterinario y por eso decidieron colocar la tutela, para que alguna de las entidades del estado le dé un tratamiento digno a “Negro” y de esta manera vuelva a caminar con normalidad.

El perro tiene dificultades en la movilidad y por lo tanto es necesario hacerle una cirugía que le permita mejorar su calidad de vida, ya que podría quedar invalido.

Lo que pide esta familia es hacerle un tratamiento de rehabilitación a “Negro” para que no pierda su movilidad y este debe ser realizado por el estado, por ser un CAN callejero en estado de abandono.

To Top