GENERAL

Junta directiva obstaculiza el manejo del hospital CARI de alta complejidad, afirma la Gerente

La gerente del Hospital CARI de alta complejidad, Rocío Gamarra Peña, manifestó que la junta directiva de esa entidad está obstaculizando con su accionar el manejo del centro asistencial, debido a que sus miembros no quieren entregar el aval para poner en marcha el nuevo modelo para su operación que permita normalizar las labores.

En declaraciones para CARDENAL NOTICIAS la gerente del CARI sostuvo que desde el año 2016 cuando inició su administración, ante la situación financiera del hospital procedió a hacer algunos ajustes en los contratos hasta reducir los costos en un 42%, pese a lo cual, consideró, no ha tenido el respaldo esperado por parte de los miembros de la junta directiva, quienes siempre tienen reparos sin argumentos jurídicos, para rechazar sus iniciativas.

Dijo que lo anterior lo demuestra el fallo del Tribunal Administrativo que ordena retrotraer todo lo actuado por la junta y evaluar la gestión administrativa de la gerencia al haberse violado el debido proceso.

La gerente Gamarra Peña explicó que después de estarse aplicando con la aprobación de la gobernación varios modelos de administración, se logró llegar a uno que tiene el visto bueno del gobernador y en el que participan cinco operadores, proveedores todos del hospital, el que fue presentado desde el mes de abril, pero los miembros de la junta directiva no han querido dar su aval, aduciendo que la contratación con los nuevos operadores lo debe hacer directamente la gerencia.

Con esa actitud –subrayó la Gerente- “lo que al parecer se busca es dilatar más la situación del hospital” y agregó que, “de autorizar la contratación sin el aval de la junta, sería demandada por extralimitación de funciones, lo que al parecer es el objetivo de algunos miembros de la junta directiva” y enfatizó que “por esa razón no firmaré ningún contrato, si no cuento con el aval de la junta”.

Eso –continuó- viola las normas del manual de contratación que es claro en señalar que cuando hay inversiones de alto riesgo, entre otros aspectos, los contratos deben ser avalados por la junta.

Más adelante manifestó que no entiende como en la junta hay miembros que tienen varios períodos en el cargo, sin embargo, pese a tener conocimiento de la problemática del hospital permiten que esta continúe, no obstante a tener clara una formula para darle solución, porque el tema se ha ventilado por varios años en la junta directiva y se preguntó el por qué de la actitud de la junta en contra de su administración, que lo que busca es salvar al hospital de la encrucijada en que actualmente se encuentra.

Tras pedir respeto para sus acciones advirtió que “el objetivo al parecer es destruir mi buen nombre por la manera cómo actúan los miembros de la junta directiva”. De todas maneras, confió en que antes del 1 de agosto la junta directiva cambie de parecer y entregue el aval al contrato con los nuevos operadores para que el hospital pueda nuevamente funcionar debidamente y recuperarse financiera, médica y administrativamente.

La Gerente del CARI citó los Artículos del estatuto de contratación del CARI (VER ILUSTRACIONES), en los que se establece claramente que para realizar contrataciones como la propuesta para el salvamento del Hospital se debe contar con el aval de la Junta Directiva y no contratar directamente como lo han venido planteando algunos miembros de la Junta.

Artìculos Populares

To Top