REPORTAJE

La crisis hospitalaria del Atlántico y las complicaciones ocasionadas por las migraciones de Venezuela

Los años que lleva el Médico Cirujano, Ulahy Beltrán López, lidiando con las enfermedades propias de los centros hospitalarios, esas que no se curan con medicamentos sino con dinero y con buena administración, le han permitido cimentar sus años de estudio como Especialista en Gerencia de Servicios de Salud en la Universidad del Norte de Barranquilla y como Especialista en Seguridad Social Latinoamericana en el Centro Interamericano de Estudios de Seguridad Social (CIESS) de México, a tal punto que hoy tiene claro el diagnóstico del sistema de salud del Atlántico, complicado ahora por la migraña que representan las migraciones provenientes de Venezuela.

En su epicrisis sobre el sistema de salud del Atlántico, afectado por la epidemia de morosidad de las EPS en quiebra y por la desnutrida facturación local, Beltrán expresa gran preocupación por el tratamiento que están recibiendo los hospitales del Departamento, como son el Juan Domínguez Romero de Soledad, el Cari Alta complejidad de Barranquilla, el Hospital de Sabanalarga, el Hospital Niño Jesús de Barranquilla, sin contar los hospitales locales o municipales; centros asistenciales que desfallecen por el escaso oxígeno financiero que les están suministrando, mientras por otro lado están siendo estrangulados por la exigencia de sus pacientes propios a los que se les ha sumado en los últimos meses una avalancha de consumidores de servicios de salud provenientes del vecino país.

Pareciera que el Médico Ulahy Beltrán estuviera al frente de un hospital de guerra, con varios pacientes agonizantes, en este caso los hospitales, porque resulta inocultable su gran preocupación por las cifras y por el estado de los centros asistenciales, la mayoría de los cuales tienen muy débiles sus signos vitales en materia presupuestal y son pocas las esperanzas de recuperación, aunque la obligación es mantenerlos prestando el servicio a las comunidades, así sea en un profundo coma económico.

Pero frente a todo ese cuadro resultan paradójicas aquellas directrices que “superan cualquier alcance y que son de obligatorio cumplimiento en la administración pública”, tal como lo afirma el Médico Beltrán López, las que tienen que ver con grandes inversiones que se anuncian por estos días para la construcción de nuevos hospitales mientras los actuales padecen por falta de recursos, lo que podría equipararse al nacimiento de nuevos seres mientras otros mueren.

La crisis hospitalaria del Atlántico complicada con la presencia de por lo menos 20.000 pacientes potenciales provenientes de Venezuela, la analizó el Médico Ulahy Beltrán López en el siguiente reportaje con VL NOTICIAS y extranoticias.com.co que usted puede escuchar a continuación.

To Top