GENERAL

La era que inicia Iván Duque

“El pueblo reina en el mundo político como Dios en el universo, Él es la causa y el fin de todo”. Alexis de Tocqueville.

Por: Leonardo Reales Chacón
Doctor en Derecho.

El presidente Iván Duque asume como nuevo gobernante dos grandes responsabilidades históricas con los colombianos. Una, La perentoria y necesaria determinación de definir de una vez por todo el rumbo que deberá tomar el acuerdo de paz, para el cual tendrá que abordar ese “horno crematorio” con “guantes de seda y pulso firme para lograr ese cosido”. En ese propósito, cuenta con el mandato que la constitución le da como jefe de Estado y de gobierno que lo habilita para que replantee lo que se considere necesario y fundamental, siempre dentro de los límites que ella le establece para que ese “derecho y deber de obligatorio cumplimiento” contenido en el artículo 22 de la carta política se consolide como la visionara el filósofo del “sapere Aude” la “paz perpetua”.

Además de lo anterior, al presidente Duque le corresponderá como parte de esa tarea replantear paulatinamente el esquema de reglas tributarias que hoy rigen el modelo económico implementado durante los pasados 8 años si lo que se pretende es consolidar lo que en el Siglo XVI llamo Frederick Liz “la política del empleo nacional “que se caracterizó por la protección de la economía interna cuyo fin buscaba garantizar el empleo de los nacionales. La implementación de la “económica naranja” que ha venido planteando el presidente desde la campaña, resulta importante para la consolidación de esa política lisina ya que estimula la inversión fundada en la creatividad. Se avizora Futuro promisorio por lo que se puede observar por la formación de algunos de sus más cercanos colaboradores.

Para estos propósitos, el nuevo gabinete conformado por promisorios tecnócratas tendrán la tarea de iniciar la construcción no solo de la buena marcha de su gobierno sino incluso de poner las bases para el inicio del modelo empresarial del Estado que ha sido aplazado desde hace 27 años el cual se requiere para el verdadero Estado Social cuyos fundamentos son precisamente económicos.

La tarea gobernar no es fácil y para Duque esa circunstancia no serán la excepción. Será el presidente que gobierne por primera vez no solo con una cabeza visible en la oposición, sino también con un estatuto para la oposición, cabalgando sobre una política de Estado imperfecta diseñada en parte por los que hoy son su contrapeso e incluso avalada por un órgano judicial lo cual le coloca una espada de Damocles. Pero como diría Kant “la naturaleza viene en ayuda de la voluntad” y así como conto el gobernó anterior con un partido, el presidente Iván Duque contara con una bancada inicial propia y monolítica que le podrá dar en gran forma respiro para gobernar.

Escríbeme [email protected]

Artìculos Populares

To Top