GENERAL

El “ligero tren” para Soledad

“La verdad es como la hoja de una espada sin empuñadura, corta por todos lados a quien quiera sostenerla y más a quien quiera forcejear con ella” Eduardo Galeano

Por Leonardo Reales Chacón
Doctor en Derecho

En los últimos días hemos tenido conocimiento por los medios de comunicación locales sobre el proyecto de Transporte llamado “tren ligero” que según el Alcalde Distrital de Barranquilla y su Director del Área Metropolitana se ejecutaría por toda la Calle 30 (parte Autopista al Aeropuerto) entre la carrera 46 y Aeropuerto Ernesto Cortissoz en el Municipio de Soledad.

Este proyecto de iniciativa privada, en los términos de la Ley 1508 del 2012 que regulan las APP tendría un costo de 1.4 billones de pesos se desarrollaría por medio del área metropolitana en donde el Municipio de Soledad hace parte como miembro de la Junta Directiva del Área Metropolitana con voz y voto para la toma de decisiones.

Resulta procedente preguntarse: ¿en qué porcentaje resuelve esta iniciativa del “tren ligero” el problema de la movilidad en el municipio de soledad? ¿Cuánto de esos 1.4 billones de pesos le correspondería asumir al municipio? Lo anterior se formula teniendo en cuenta que todo proyecto por muy importante que sea tiene incidencias presupuestales que afectan las finanzas territoriales y solo esta se justificaría si se garantiza lo que en Economía se conoce como “costo=beneficio”.

En este proyecto del “tren ligero” aún no se conocen LOS COSTOS con que concurriría en especial el municipio de soledad pero según las voces del director del área metropolitana de antemano se advierte que lo habrá. Si bien es prematuro dar una respuesta precisa a estos dos interrogantes, no por ello debemos dejarlo de lado, ya que con base en ello es que se debe determinar la viabilidad o no de la participación del municipio en el mencionado proyecto para que este no se convierta en un “ligero tren” para Soledad.

Al municipio le preocupa la problemática de la movilidad, constituye un eje transversal que lesiona el desarrollo económico y social para cualquier ciudad que pretenda ser metrópoli. La movilidad irresoluta afecta la calidad de vida, incrementa el índice de accidentalidad, y de inseguridad, afecta el medio ambiente y la recreación porque involucra el espacio público.

Pero esa importancia también le exige al alcalde que cualquier proyecto por bondadoso que aparentemente sea se examine dentro de los lineamientos del interés público, y de la normatividad que regule la cohesión territorial que se exige. Para ello es clave que retome las exigencias de la “ley de régimen de áreas metropolitanas” y la remisión expresa que hace a la Ley “ que dicta normas orgánicas de ordenamiento territorial” en donde se refiere a la ejecución de obras de interés común y de desarrollo integral y examine si este proyecto se encuentra dentro del llamado plan de desarrollo metropolitano.

Antes de dar el sí que pudiera comprometer al municipio de soledad sería bueno no solo resolver los interrogantes antes planteados sino que también ahondara en los proyectos que desde el orden departamental están incluidos en el Plan de Desarrollo “atlántico líder” para el municipio, entre ellos, la ampliación del corredor portuario que lograría remitir el tráfico pesado de la calle 18 al mencionado corredor; la construcción de la carretera que uniría la circunvalar por el sector de la escuela Antonio Nariño con el sector de la virgencita, la construcción de la interconexión con Manuela Beltrán entre otros.

El desarrollo de soledad no será el producto de imposiciones externas amparadas bajo figuras asociativas metropolitanas. Llamamos la atención a examinar el plan de desarrollo municipal y compararlo con el “plan integral de desarrollo metropolitano” si es que este existe en el área metropolitana para así determinar si este proyecto del “tren ligero”” es consecuencia de una verdadera planeación y planificación de la movilidad metropolitana o un capricho de un gobierno con poder metropolitano pero sin ninguna coherencia en materia de planeación que busque un real beneficio.

To Top