ECONOMICAS

Presidente de la CGT y trabajadores de Coltabaco anuncian acciones ante cierres en Barranquilla y Medellín

El Presidente de la CGT, Julio Roberto Gómez, calificó como inaceptable la decisión de la compañía Philips Morris de cerrar las plantas de producción de Coltabaco en Barranquilla y Medellín y advirtió que es una decisión abrupta que atenta contra la economía del país, pero fundamentalmente contra el derecho al trabajo.

La decisión de Philips Morris afecta alrededor de 800 familias que dependen económicamente de la actividad de los cerca de 800 trabajadores que tiene Coltabaco en Barranquilla y Medellín, los que quedarán cesantes por el cierre de las dos plantas de producción, a lo que se suma el efecto colateral de ampliar el mercado para los cigarrillos de contrabando.

«¿Donde quedan los derechos de los trabajadores, muchos de ellos con un cuarto de siglo laborando en esa empresa y que de la noche a la mañana quedan en el pavimento?», preguntó el dirigente y vocero de la central obrera y llamó la atención sobre el papel que jugará el Ministerio del Trabajo en este caso.

En diálogo con CARDENAL NOTICIAS Julio Roberto Gómez dijo: «Yo quiero hacer un llamado especial a la doctora Alicia Arango, para que rápidamente funcionarios del más alto nivel se desplacen a Medellín y a Barranquilla, para cotejar exactamente la situación, especialmente en lo que tiene que ver con la garantía de las prestaciones sociales, las pensiones y el derecho al trabajo del personal afectado».

TRABAJADORES EN VIGILIA

La Presidenta del Sindicato de Coltabaco, Nelvis Heredia Mendoza dijo a su turno que todos los tomó por sorpresa la decisión de la empresa y anunció el desarrollo de movilizaciones por parte de los trabajadores.

Heredia Mendoza dijo en CARDENAL NOTICIAS que a pesar de las políticas de la multinacional Philips Morris, las que calificó como «macabras», «que venían tejiendo desde el año 2005 cuando llegó al país, no se esperaba el cierre intempestivo de las sedes de Medellín y Barranquilla».

Dijo que era algo que no se esperaba y expresó que le generaba a los trabajadores un manto de duda sobre el conocimiento que podrían tener las autoridades laborales.

En Barranquilla son cerca de 100 trabajadores los que quedaron cesantes.

Artìculos Populares

To Top