DEPORTES

Siete largos años debió esperar Junior para obtener su octava estrella

Junior de Barranquilla se consagró campeón de la Liga Águila del segundo semestre de 2018 después de superar a Deportivo Independiente Medellín, en el marcador global de la gran final.

Tuvieron que transcurrir 7 años, es decir, 2.552 días desde el 21 de diciembre de 2011, fecha en la que el equipo ‘rojiblanco’ logró la séptima estrella, y posteriormente dos subtítulos (2014-1 y 2015-2) para que el anhelo de toda una región se volviera realidad.

Bajo la dirección técnica del entrenador uruguayo Julio Avelino Comesaña, el cuadro ‘tiburón’ concretó la campaña más importante en sus 94 años de historia, temporada en la cual no solo se destacó a nivel nacional sino internacional y que además permitió estampar en su escudo la esperada octava estrella.

Con el cerrojo de Sebastián Viera como guardameta titular y con el relevo de José Luis Chunga, Junior recibió 24 goles en el campeonato del segundo semestre, cifra que le permitió ser uno de los equipos con menos tantos en contra.

En la mitad del campo, hombres que le brindaron seguridad y juego fuerte al club, Leonardo Pico, Luis Narváez y Enrique Serje, además futbolistas con talento y calidad que le dieron la posibilidad de incomodar a sus rivales, James Sánchez, Fabián Sambueza, Sebastián Hernández, Jarlan Barrera, Iván Rivas y Víctor Cantillo.

Los jugadores encargados de anotar, de poner a celebrar a la afición permitieron que Junior haya conseguido ser el equipo con más goles, con 41 anotaciones. Los goles de Junior estuvieron a cargo de Luis Díaz, Yony González, Luis Carlos Ruiz, Daniel Moreno y Teófilo Gutiérrez.

Artìculos Populares

To Top