ATLÁNTICO

Uniatlántico aclara situación de 8 licenciaturas sin acreditación

La Rectoría las directivas académicas de la Universidad del Atlántico, anunciaron hoy a través de un comunicado que se están adelantando los procesos de argumentación legal y jurídica, ante el Ministerio de Educación Nacional y el Consejo Nacional de Acreditación, tendientes a revocar las resoluciones de negación de la Acreditación de Alta Calidad a 8 programas de licenciaturas en el Alma Mater.

El pronunciamiento fue hecho tras las protestas de estudiantes, indicando que para ello, se radicaron el 30 de junio de 2017 los recursos de reposición correspondientes, dentro de los términos de Ley, haciendo énfasis en las fortalezas institucionales, de los programas y de la Facultad, pero, a la vez, reconociendo que hay aspectos por mejorar, entre los que se encuentran: el aumento del número de profesores de alto nivel con productividad académica, iniciando este semestre con la vinculación de 18 nuevos profesores de Tiempo Completo Ocasional de un total de 56 en dos (2) años en el Plan de Mejoramiento.

El documento plantea además, en lo correspondiente a la elaboración de los recursos de reposición, que se buscó el acompañamiento de expertos para replantear condiciones que en la primera entrega no se presentaron adecuadamente y nos encontramos en espera de la respuesta definitiva.

Por lo tanto -continua el comunicado- no es cierto cuando se afirma que las licenciaturas se encuentran cerradas, como muestra de lo anterior, traemos a colación las palabras de la Viceministra de Educación Natalia Ruíz, quien afirma que el panorama es positivo para la institución; invitamos a consultar el Sistema Nacional de Información de la Educación Superior – SNIES donde observarán que los programas actuales están activos y cuentan con registros vigentes hasta 2018, lo que nos da el tiempo necesario para finalizar los trámites legales relativos al proceso de acreditación.

La Universidad hizo también un llamado a la unión de toda la comunidad universitaria para el logro de este cometido, señalando que la Universidad del Atlántico ya tiene acreditación y reconocimiento social y este proceso formal no será inferior a nuestras capacidades institucionales ni a nuestras ganas de hacer las cosas bien, pero todos debemos aportar; también hacemos un llamado a la mesura y a la coherencia.

No concebimos que se defienda lo público y la calidad académica afectando los procesos básicos misionales de nuestra universidad y el derecho a la educación de todos y todas, con actos que impiden el desarrollo de las clases, que afectan la infraestructura física, que dañan la imagen institucional y sobre todo que son contrarios al concepto de calidad que se supone se defiende. Esas actuaciones son autodestructivas y esperamos se reemplacen por la búsqueda del diálogo y la información, para lo cual estamos abiertos a fortalecer los espacios institucionales para este fin, dice el comunicado.

Para finalizar -concluye- ratificamos que hay mucho por hacer y que una acreditación no es sinónimo de perfección sino un certificado de que hay procesos de autoevaluación y autorregulación consecuentes y permanentes que llevarán eventualmente y con el aporte de todos, a la excelencia. A los estudiantes que protestan, decirles que ya conocemos sus inconformidades, y los invitamos a que compartan sus propuestas y aportar nuevos medios para construir el futuro de nuestra Universidad.

To Top